Fragmentos

I
Sueñas con hacer una cosa, de tal forma, de tal manera. Y esa forma y esa manera, son tu forma, tu manera. Tú mente divaga, divaga mucho sobre como hacerla. Imaginas lo que la gente dirá cuando la vea. Y todo es positivo. Todo te hará sentir bien.

Un día te llega la oportunidad. No solo quieres, ahora puedes hacerlo. Todo esta listo. El momento ha llegado. Y tu lo postergas. Te olvidas de la forma, de la manera. De tu mente se borran todos los sueños y los planes de este momento. Simplemente olvidas y prendes la televisión y sigues olvidando que esto era lo que querías.

II
¿Tienes talento o no lo tienes? Todo es así de sencillo. Todo es así de fácil. Este miedo que sientes es infundado. ¿Te sabes buena o mala en lo que haces? Tal vez la pregunta debería ser más drástica: ¿Te quieres o no te quieres? Todas las demás preguntas tienen respuesta, si te contestas está.

III
¿Quiero a esto o quiero aquello? ¿Qué es lo que quiero para mi? ¿Qué es lo que en verdad me gusta? Tengo que definir una postura. ¿Es esto o es aquello? ¿Eres tú para mí o no lo eres? ¿Soy porque así quiero que sean conmigo? O ¿Soy así porque soy así? Si es lo primero ¿Dónde encuentro mi patrón? Y si es lo segundo ¿Por qué no lo acepto?

IV
No quiero que las personas sean conmigo lo que yo soy con las personas. No me gustaría que ellas se refirieran a mí como yo me refiero a ellas. No acepto las consecuencias de mi lengua. Me destrozaría si todas mis criticas rebotaran contra un espejo y como eco se reprodujeran una y otra vez en mi cerebro.

V
Si podia escribir porque te amaba. Ahora que deje de amarte y tu recuerdo no me basta. ¿Cómo le hago para poder volver a utilizar mis palabras?

VI
Recuerdo los tiempos de cuando sabia escribir. Recuerdo que escribía y escribía bien. Recuerdo que me la pasaba llorando, sintiéndome una mierda y queriendo ser otra. Recuerdo que probé tus besos y ahora no recuerdo si me gustaron. Recuerdo que no quería vivir, y sin embargo, escribía, y sentía al escribir.

VII
Maldita inspiración que no llega. Maldita inspiración que no es, que no quiere ser. Maldita inspiración que se desvanece, que se olvida de mi. Maldita inspiración que llega por las noches, cuando estoy exhausta, incapaz de escribir, incapaz de pensar en otra cosa que no sea dormir. Maldita inspiración que se va entre sueños, que se va entre el viento. Maldita inspiración que también es una falsa, falsa que escribo y borro. Falsa que no me gusta. Maldita no inspiración que me haces escribir cosas que no voy a reconocer vienen de mi.

VIII
No recuerdo haber vivido lo que recuerdo hice este día. ¿Por qué siento que lo que hice antes, hace cuatro horas, fue una vida y esta es otra? ¿Cómo voy a saber cuando soy yo, nada más yo, otra vez? Así (como estoy) no es la realidad. ¿Estoy viendo este espejismo de la realidad sobre la misma realidad? Estoy inserta inmóvil en un mundo móvil. ¿Por qué siento que estoy suspendida en el tiempo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: